12 febrero 2007

DE VACACIONES...

Amigos:



Mientras estoy de vacaciones, les dejo un post que encontré publicado en el diario la Segunda de Chile, la semana pasada.
Es una visión muy interesante sobre el tenis de alto rendimiento en niños y el rol de la familia




La familia detrás del tenis

Angelo Manns



El tenis es un deporte muy individualista, es por eso que hay veces que la única salida para relacionarse con otras personas es la familia. Esta identidad tiene que cumplir un rol fundamental en el desarrollo de los tenistas en el corto y largo plazo. Hay que entender este rol como de apoyo incondicional y de plena confianza en el deportista, no hay que tomar decisiones que involucren una pérdida de motivación por parte del jugador.
Durante años jugué en el circuito nacional de menores y posteriormente tuve la suerte de vivir experiencias en el extranjero, por eso puedo desarrollar distintos puntos de vista de cómo las familias, especialmente en Chile, afectan en el desarrollo de los deportistas.
Hay que considerar ciertos aspectos para apoyar al tenista en sus inicios y luego en su desarrollo profesional.
Existen padres que se involucran mucho con sus hijos a temprana edad, agotándolos o dejando que su alegría de jugar al tenis se vaya apagando por presiones que no corresponden en la niñez, lo he vivido en todos los lugares que he estado y me parece que es un gran error quizás traspasar el sueño que alguna vez tuvieron los padres a sus hijos y dejando los de ellos a un lado.
En esta etapa al niño hay que dejarlo disfrutar y que él mismo vaya comprendiendo si es realmente el tenis el deporte que quiere o si en definitiva quiere jugar otro deporte, todo esto basado en la comprensión y confianza hacia las decisiones que tomen los jugadores.
Luego en una edad más avanzada, uno puede ya determinar si la decisión que se tomó es definitiva y si realmente el tenis es el deporte que le apasiona, en esta etapa los mismos jugadores empiezan a proponerse objetivos ya sea al corto y largo plazo. Comienzan los éxitos y frustraciones, es el tiempo donde la familia no debe sobre exigir al jugador ni tampoco despreocuparse de él. Hay padres que son jugadores y ven que sus hijos tienen condiciones pero se involucran dentro y fuera de la cancha. Este es el error más grande que pueden cometer, pueden perder no sólo la posibilidad de que su hijo continúe en un deporte como el tenis, sino que además arriesgan un desgastamiento de la relación padre e hijo.
Tener un deportista en la familia no es un tema fácil de lidiar, hay muchos altos y bajos en los jugadores que pueden afectar todo el círculo familiar, el esfuerzo de toda una familia se puede ver amenazado por los resultados que obtengan el jugador y eso puede ser una gran presión para éste, afectándolo de sobremanera en el rendimiento deportivo.
A lo largo de mi carrera tenística conocí muchos jugadores que sucumbieron ante la mala interpretación del rol que la familia debe cumplir en este deporte, jugadores con grandes condiciones que perdieron la motivación por falta de apoyo especialmente de los padres que hasta el día de hoy siguen con la obsesión de convertir a su hijo en algo que ellos no desean realmente. Puede sonar repetitivo y de poca relevancia el tema de apoyo, pero les aseguro que es uno de los más importantes para los jugadores y es uno de los factores gravitantes a la hora de tomar la decisión de retirarse de este deporte.
En este minuto el tenis es uno de los deportes masivos de nuestro país y son muchos niños y jóvenes practicándolo; mi consejo para los padres y jugadores es disfrutar este deporte con sus alegrías y tristeza; y que el tenis o el deporte que estén practicando no sea el tema más importante de la familia, vivir de manera normal es la mejor manera para que los jugadores se relajen y distraigan un poco de su pasión.
Es de esperar que estas columnas deportivas lleguen sobretodo a los padres de tenistas y deportistas en general. Durante más de 15 años viví el tenis de manera profunda y puedo decir que este deporte es exigente y solitario, donde la familia tiene que pasar a ser el pilar más importante para el jugador y no un obstáculo más hacia el éxito

http://blogs.lasegunda.com/deporte/

3 comentarios:

José Luis Contreras Muñoz dijo...

Tengo un hijo de 8 años,que sobresale en todos los deportes,a él le gusta mucho el fútbol,mas no quiere meterse en ninguna escuela,a pesar de las presiones de los profesores,yo lo dejo que el descubra,ahora se ha motivado con el tenis,y es además un gran corredor.Veremos en el futuro que será de él.

Ana dijo...

Boas férias.
:)

Anónimo dijo...

doctor me gustaria saber de una buena base de datos electronica de temas de traumatología, especificamente infomación relacionada con fractura por estres tibial.

Gracias

 
directorio de blogs de naturaleza