28 enero 2007

EL BLOG EN EL DIARIO y fe de erratas...




Hoy domingo salió un reportaje en el Mercurio (www.emol.com, cuerpo A, página 22) sobre el uso de intenet en médicos y pacientes. Me entrevistaron y este es uno de los blog que salen en el reportaje.

Junto con dar la bienvenida a los visitantes de la página que leyeron el diario, hay algunos errores que corregir. Aparte de la equivocación obvia de mi apellido, les debo aclarar que mi especialidad no es la traumatología infantil. Mi especialidad es la traumatoogía y ortopedia y me dedico en forma importante a la traumatolgía deportiva y artroscopía de adultos y en especial de niños.

Pero no estoy capacitado para solucionar muhos problemas propios de la traumatología infantil como la displasia de cadera, pie bot, malformaciones congénitas, etc.

2 comentarios:

Claudia dijo...

Doctor Sajuria:
Hoy he leído en el diario la dirección de su blog y me ha parecido muy interesante poder hacerle unas consultas por este medio.
Mi hijo mayor de 14 años, durante el año 2005 y 2006 ha entrenado Karate en la academia en que su papá participa desde hace 30 años. Es una excelente academia, seria y enseña a practicar el karate como un estilo de vida.
A mediados del 2006 por unos dolores en las rodillas, dejó de practicar por indicación médica. Le tomaron resonancia y otros exámenes y resultó ser una deformación en ambos huesos producto del crecimiento, lo que le producía el dolor según recuerdo. Al suspenderle el trote, por un mes e indicar kinesiterapia, prontamente comenzó con un extraño y agudo dolor en la espalda, en la zona lumbar. Como no se queja demasiado me preocupé, consulté con su doctor quien encontró esta situación extraña, le tomaron resonancia lumbar y apareció una lesión en la L5...una fisura de uno de esos huesitos delgados de la vértebra, con un edema enorme en el hueso y en toda musculatura paralumbar, una fractura de la L5 por estrés si es que me expreso bién.
Haciendo memoria con el niño, nos comentó que el profesor de educación física y jefe del departamento de su colegio (un colegio particular de renombre), le indicó que hiciera pesas ya que no podía trotar. El profesor estaba preocupado del entrenamineto de los deportistas de elite para el interescolar. Mi hijo realizó sus ejercicios de presbanca con pesas de 7.5 kgs. c/u más la barra de 15 kgs. con indicación de empezar con la barra y luego agregarle los pesos si es que podía. Nunca antes había practicado pesasa y creo que no está indicado para niños en crecimiento. Mi hijo no tuvo más supervisión y él a su pinta inició los ejercicios durante bastante tiempo ( más de un mes), haciendo un esfuerzo inadecuado como golpeando hacia arriba. Un día pasó a su lado un profesor suplente que le indicó que estaba pésimo cómo realizaba el ejercicio.
El niño tuvo que dejar hasta ahora su Karate, lo cual lo motivaba mucho, le ha dado autodisciplina y lo ha transformado de un niño asmático sin deporte a un niño sumamente sano, motivado, mejorándole su motricidad y desarrollando su cuerpo. Al dejar los entrenamientos bajó las notas de fin de semestre y se ha deprimido un poco. Luego va a cumplir 6 meses de reposo y esperamos que en marzo pueda volver y la lesón y el hedema ya no estén
Como padres quedamos muy afectados con esta situación, y enojados con el área de deporte del colegio, ya que siempre se privilegia al joven con verdaderos talentos deportivos para ganar las competencias interescolares. No se preocupan de los niños con otros talentos y sobre todos de los que se esfuerzan para superarse y lo logran a su medida. El resto, la gran mayoría tiene una deficiente atención y MOTIVACION. Mi hijo estaba motivado con una actividad encontrada fuera del colegio, lo que no es la idea...
Con su médico llegamos a la conclusión por fechas y otras cosas, que la lesión se la produjo él mismo con las pesas al estar sin supervisión. Incluso me comentó que muchas veces se dá que en los colegios hay profesores que se sienten como deportistas frustrados y su único interés es sacar un medallista del colegio, a diferencia de otros que sí se encargan de motiva a todos, o por lo menos lo intentan.
¿Cree que mi hijo podrá volver a practicar su deporte favorito?
¿Podrá salir de esta lesión? Aún hay momentos en que le duele, le molesta y tengo que darle antiinflamatorios.
No hay tratamiento aparte del reposo obligado?
Supe que el tenista Marcelo Ríos jugó un tiempo con 3 de estas vértebras fracturadas.
Muchas gracias por su tiempo.
Claudia

Dr. Marcelo Sajuria G dijo...

RESPUESTA A CLAUDIA
Claudia:
Gracias por el interés y por las preguntas.
El enfoque con su hijo y con las lesiones deportivas hay que hacerlo desde varios puntos de vista.
Primero estamos ante una lesión deportiva evidente. Las lesiones podemos dividirlas en agudas o por sobreuso. Una fractura de stress es una de las lesiones de sobreuso más clásicas en el deporte.

Toda lesión tiene factores predisponentes. Estos factores se dividen en dos grupos principales: extrínsecos (externos) e intrínsecos o propios del paciente. El listado de factores es largo, pero a su hijo hay que hacerle un análisis de cuáles factores presentaba al momento de la lesión.

Por ejemplo, dentro de los intrínsecos, pensando en columna lumbar, están la calidad de elongación de isquiotibiales y musculatura lumbar; la estabilidad de la pared abdominal y ciertos grupos musculares estabilizadores de columna; motivación personal; en qué estapa de crecimiento estaba en esa época (como el típico "estirón" por ejemplo), etc.

En los factores extrínsecos, los factores principales están relacionesdos con el tipo y calidad de entrenamiento, conocimiento técnico del entrenador, etc. Con lo que me cuenta, hay bastante que comentar en este aspecto sobre lo que pasó con su hijo.

Después hay que pensar en la lesión específica como tal. Una fractura de stress lumbar o espondilolisis, se da más en deportes en que hay extensión repetida de columna, sin periodos adecuados de descanso o recuperación (ejemplos típicos son el ballet o la técnica del saque en tenis con una hiperextensión del tronco hacia atrás).

Sobre la recuperación de su hijo, debería recuperarse. La evolución de este diagnóstico siempre es lenta, pero hay que preocuparse de varias cosas para tener una respuesta definitiva: para mí, una lesión de este tipo es fundamental el tratamiento con kinesiógo que maneje el mismo idioma y plan del traumatólogo; hay que hacer un seguimiento con imágenes de la evolución de la lesión; hay que eliminar todos los factores intrínsecos posibles que predispongan a la lesión.

Sobre el tratamiento, bajo un enfoque de medicina deportiva, a estos pacientes no les doy "reposo obligado". Hay que mantener la actividad y condición física con deportes y entrenamientos alternativos

En los últimos años en nuestro país ha mejorado un aspecto importante de los tratamientos que es la comunicación del traumatólogo con el kinesiólogo. Pero lo que estamos lejos de lograr, comparado con otros países, es la comunicación del médico con el profesor de educación física o con el colegio.

De hecho, este blog trata de disminuir algo esa distancia.

 
directorio de blogs de naturaleza