29 enero 2010

CUANDO OPERAR UN MENISCO



A raíz de una pregunta que me llegó hace poco, por un posteo pasado sobre lesiones meniscales, hay una típica pregunta que tenemos que responder todas las semanas los traumatólogos si nos dedicamos a rodilla: ¿cuando tenemos que operar un menisco?

Incluso podemos modificar la pregunta de varias maneras: ¿cuándo se debe operar un menisco roto?, ¿Cuándo NO operar una lesión meniscal?

Partamos por lo más básico: un menisco sano y sin rotura o lesión y que no molesta, no tiene indicación de cirugía. Esto parece muy básico, pero en este mundo tan amplio, ya me ha tocado ver de todo.

Y al otro extremo: algunas rodillas sin lesión meniscal, deben ser operadas para solucionar otro tipo de problemas que pueden confundirse con una meniscopatía. Por ejemplo, una plica hipertrófica, una lesión importante de cartílago, etc.

Algo podemos orientarnos con casos reales que me han tocado

CASO 1: el caso que originó este artículo. Niña de 4 años con menisco discoideo encontrado en resonancia. Con dolor de rodilla al hacer actividad física. Si definitivamente no duele ese menisco, no debería ser operada. Pero este caso debe ser bien estudiado, examinado, etc. Hasta encontrar la causa del dolor que puede estar en la misma rodilla o en otra parte

CASO 2: Futbolista de 16 años, con dolor externo de rodilla y derrame articular. Resonancia con lesión del tercio medio de tipo radial, de 3 a 5 mm de extensión, en zona blanca-blanca. Esta lesión si debe ser operada, antes de que siga progresando. Y la zona blanca-blanca no tiene posibilidades de cicatrizar

CASO 3: Paciente de 60 años. Dolor medial (interno) de rodilla de tres meses de evolución Le molesta más cuando juega tenis, inicio lento de su cuadro. Resonancia: lesión degenerativa del cuerno posterior. Fue infiltrado con corticoides y fue al kinesiólogo. A los tres meses se le había olvidado el dolor y estaba jugando tenis. Dos años más tarde, seguía jugando tenis. No tenía indicación de artroscopía

CASO 4: 62 años. Padre de Médico. Dolor de rodilla hace un mes. Medial, inicio lento. Muy parecido al caso anterior. Juega fútbol y quiere seguir jugando. Me pide la opinión, porque el traumatólogo que lo vio le indicó cirugía. El día que lo veo, está 100% asintomático. La resonancia muestra lesión degenerativa del menisco interno. Le digo que seguramente cuando lo vio el otro traumatólogo le tuvo que haber encontrado dolor. Me dijo que el otro médico no lo había examinado, y con sólo ver la resonancia le indicó la operación. Lo mandé al kinesiólogo, no lo operé y hoy, pocos meses después, está jugando fútbol

Caso 5: 58 años. Dos meses de dolor de rodilla y aumento de volumen intermitente, luego de agacharse a recoger algo bajo su cama. Desde ese momento, se siente muy limitado. Resonancia: Menisco medial degenerativo combinado con lesión longitudinal posterior. Había ido a kinesiólogo, sin alivio. Luego de operarlo, sus síntomas desaparecieron. Comentario: indicación de cirugía desde el principio

No hay recetas mágicas, pero en esto de operar o no un menisco hay muchos factores a considerar. No todo menisco roto se opera, tal como pasa con las hernias de columna lumbar. Una hernia del núcleo pulposo NO ES sinónimo de cirugía

Hay algunas situaciones bastante claras en que sí hay que operar. Y el gran grupo que está en el medio, la definición de operar o no, no se resuelve en un artículo como este. Influye mucho la experiencia, las vivencias anteriores y muy importante, la parte clínica: el examen físico, los signos clínicos de meniscopatía, la evolución, la aparición del dolor, los diagnósticos diferenciales, etc.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Muy buen articulo, estoy casi 100% de acuerdo contigo :)
college loan consolidation

Anónimo dijo...

Gracias por este magnífico post. Admirando el tiempo y el esfuerzo que puso en su blog y la información detallada que usted ofrece.

 
directorio de blogs de naturaleza